Carta Nº12: “Palabras”

 

 

 

Articulo par el Boletín de Febrero 2011 de la ONG “Amigos de Julián” de Valdemoro

 

                                “PALABRAS PARA SEMBRARLAS AL VIENTO”

 

He oído que el número de este recién estrenado 2011 es el “4”, que resulta de la suma de 2+0+1+1=4 y que por esta razón va a ser un año marcado especialmente por la preponderancia de los cuatro elementos primarios como son: la Tierra, el Fuego, el Viento y el Agua.

 

Por supuesto, que no voy a entrar en estas conjeturas ni cábalas, que ya bastantes problemas acarreamos todos; pues es una solemne tontería ya que toda la vida y todos los años están necesitados de Tierra, Fuego,Viento y Agua ; lo único es,  que esta ocurrencia me ha hecho caer en la cuenta de que este tiempo transcurrido en Argentina  lo puedo resumir desde cuatro apreciaciones , por supuesto, totalmente subjetivas y personales. Ahí van:

 

1, PRECARIEDAD.

De medios, de recursos institucionales, de medidas preventivas, de proyectos serios de futuro. La economía es precaria, la política está afincada en la pura improvisación y no hay ninguna realidad que escape a esta bendita estrechez que constituye una de las esencias culturales de este interior Santafesino ; la escasez de dinero,o de cualquier otro producto de primera necesidad es algo que puede pasar de un momento a otro y sin avisar (ahora no hay disponible de billetes en los cajeros, otras veces falta el combustible en las estaciones de servicio,….) Poco a poco se va viendo como normal y ha  originado un curioso sistema de adaptación al medio que  hace de la necesidad virtud y que está enraizado entre las familias humildes y pobres, que son la mayoría.

 

2. VITALIDAD

Si, vitalidad de la fuerza de la vida que en todos los lugares empuja y arrastra . Es como un culto a la vida natural y humana que por todas partes  se manifiesta con vigor. Se me ocurre que habría que definirlo como  “Biofilia”, amor desbordante por la vida en todas sus manifestaciones. Desde las dos cosechas anuales de grano a la fertilidad de las jóvenes mamás que ya desde 14-15 años son generadoras de nuevas creaturas, hay manifestaciones de vida por todas partes. La descendencia es abundante y aún a pesar de todos los controles sanitarios existen muchas familias con 8,9,10 y más hijos, yo ya conozco varias abuelas de 32  años y en el pueblo hay más de una tatarabuela.

 

En estas tierra no se da ese culto a la muerte, tan extendido en nuestros pueblos. La muerte existe, como es natural, pero se experimenta como una excepción que confirma la vivacidad de la tierra y de sus gentes.Ya os he dicho otras veces que se respira futuro y hay esperanza, es un pueblo joven que en el pasado año 2010 ha celebrado su bicentenario y como todo ser joven rezuma vitalidad por todos sus poros.

 

3. SIMPLICIDAD

Se puede considerar en sentido positivo o negativo, es el principio básico de que lo simple es lo más cercano a la idea original y a la vez lo menos complicado intelectualmente llegando a ser en algunos arrogancia. Es la frescura y la desinhibición de la infancia que necesita expresarse, hacer dramatizaciones, teatros, pasarelas de modas, desfiles de todo tipo y fiestas conmemorativas con cualquier excusa tanto a nivel público como en el ámbito familiar o individual. Ante las dificultades de todo tipo, la gente se evade y se imagina escenarios maravillosos hechos con cartón y papel de colores que duran tan poco como un sueño, pero que al menos por unas horas hace que las jóvenes quinceañeras se sientan verdaderamente princesas.(Existe la costumbre de la fiesta de las “quinceañeras” que suponen un gasto extraordinario en las familias y hasta el endeudamiento por préstamos de muchos meses de trabajo para celebrar la puesta en sociedad de las señoritas de 15 años)

 

4 AMABILIDAD

La gente es amable, salvo raras excepciones, no se dicen tacos ni palabras soeces

o malsonantes por la calle. La amabilidad, el saludo afectuoso, el sincero cariño de los niños y jóvenes se respira en los encuentros familiares o de cualquier tipo, es como si las palabras fuesen caricias nacidas al calor del corazón y con la cercanía de una sincera y rápida amistad.

 

La experiencia de sentirse acogido y querido surge con naturalidad y hace que te sientas bien con ellos aunque alguna vez en tu interior dudes del alcance de tanto afecto y de su permanencia en el tiempo. Una de las características que más me han llamado la atención al incorporarte en esta sociedad es la aceptación de todos por todos y la plácida convivencia de todas las capas sociales; bueno, de los pobres y de los ricos, pues apenas hay clase media.

 

Desde Tostado mi saludo afectuoso y mis mejores deseos para que todos vivamos un año superando la precariedad con la alegría de la generosidad compartida. Gracias a todos por vuestra colaboración.

 

Julián Nicolás Ortiz

Tostado  (Santa Fe) 28 de Enero de 2011